miércoles, 10 de diciembre de 2008

ANIBAL NUÑEZ: MECANICA DE VUELO

¿Qué es más poderosamente antisistema neoliberal y superconsumista que lo inútil? ¿Podríamos de alguna manera ir más contracorriente medradora, progresista (en sentido tecnócratico-productivo) que aprehendiendo nuevamente a vivir contra las leyes del mercado que todo lo miden por la rentabilidad, producción y consumo, valor de reposición, coste de oportunidad y float de caja?. ¿Debe la poesía ser un negocio rentable para el autor y su aura?. ¿Propiciarle los medios masivos desde los que imponer su cátedra, ejemplarizar con su saber y apuesta estética, aleccionar con su potencial culturizador y juicio sobre los gustos y prácticas a desestimar o convenir verdaderamente legítimos e imitables?.

¿No habrá quien ya no en nombre del Autor, sino de la poesía universal, anónima, emancipada de Poder y Verdad, nos proponga caminos humildes, sanos, desencaminados del éxito o la recompensa? ¿Será posible que la poesía sea una trocha a un lugar agreste, descontaminado, desmasificado, donde sin habla, el paisaje y el ave ofrezcan su ser en el límite de la pura existencia. Dados a compartir tiempo y persona. No a competir ni a ganar. A convivir. ¿Será posible que uno por otro, seamos comunidad sin la precaria obediencia vertical, sin la sumisión a la explotación y el mercadeo que los enriquecidos precisan para seguir acumulando?. ¿Habrá una poesía que no hable con el lenguaje del Amo, con la lógica de la sobreabundancia?.

Decía el poeta: "eres verdad" y es no un poder. (A.M.R.).
¿Querremos vivir sin subordinarnos ni a la superchería de los fanatismos ni a la demencia de una razón absoluta?. Y no pretender ser dioses, sino runas que integradas en la natura aceptan de cada día
la bendición de los signos, las morosas lecciones de la savia, un entrever bajo el sol la sombra del águila y el circular del buey ... crecer por la noche la hierba a la puerta de los coroneles.

Víktor Gómez


.
MECANICA DE VUELO



¿Perfecionar lo inútil entretanto

el paisaje y el ave nada hacen

para tener un sitio en el edén? Pudiera

ser. La belleza no pide tributo.

¿Entonces? Dar ejemplo tampoco: la coherencia

no era flor: pero ¿dónde? Acompañado

por otras soledades, obedezca

el ave que no es, rece el paisaje

que no es paisaje (habla). Perfeccione

lo inútil a lo inútil. No haya edén.



Anibal Nuñez
Cuarzo
(1974-1979)

4 comentarios:

L.B dijo...

Mestre, A.M.R, Núñez y tú: necesarios.

Uf Uf Uf

me cuesta creer que algunos de los que nombro estén vivos, y todavía cuesta más creer que están cerca de mí.

¿dónde queda el límite entre la admiración y el amor?
¿existe?

Sólo puedo decir:

yo: os amo.

Así, para que podáis decir que exagero. Aunque en verdad: tan sólo no miento.

Viktor Gómez dijo...

LU:

Me pido ser el conductor. Llevaré un coche de cinco puertas, cada una con su forma: La de AMR, la de JCM, la de EM, la de LBG, o la de nuestros ínclitos L.G y A.B.

Pondré faros antiniebla. Y los llevbaré encendido todo el día. El claxon será un acordeon y en los días de lluvia como en los de sol quitaremos nuestro techo será la intemperie.

Pondremos música solo los jueves, antes de tomar el ron. Y cogeremos las curvas al revés. Pararé frente a las bibliotecas públicas y las tabernas de las afueras, para hacernos fotos con las farolas y los banquitos de madera.

Tendré en los pedales fuerza motriz como los Picapiedra e iremos contaminando de poemas las avenidas y los parques.

Será en esa hora izquierda en que nuestras vidas, saltando del fondo para no ver, tengan la liviandad de los pájaros -nuestros huesos- y podamos derribas las vallas de seis metros con un golpe de corazón.

Vík

Viktor Gómez dijo...

Con un golpe de corazón, con una acción que en un momento creímos gracia, como nos llamaremos por nuestros nombres y nadie se llamará jamás huérfano, porque habrá esperanza, porque será, tras la crisis de la razón, poesible, que un poema salve vidas, sin que lo sepan los poemas ni las vidas y será posible, como el zahorí, encontrar agua viva, sin etiquetar, sin veneno.
Por efecto de las aguas, quisiera yo alimentar nuestro coche de cristal, vehículo cítrico, hogar móvil, la palabra dada.

Ahora, si, buena semana, Lu y compañía.

Vík

Jesús Ge dijo...

Rica ensalada, señor.

gracias por el aliento.