martes, 18 de noviembre de 2008

Estuve en colegios privados, de Luis Chaves


Lupe cocina de lunes a viernes,
el fin de semana la dueña de casa
prepara sus exóticas recetas,
las de verdad.

Lupe plancha, dobla la ropa,
encera los pisos donde se reflejan
sus duras piernas nicaragüenses.
La familia se levanta de la mesa
para que la nica cene sola
la comida que ella misma adobó.

De noche Lupe no cierra la puerta
para que el señorito de casa entre,
de lunes a viernes,
a monosearle torpemente las nalgas.
El fin de semana,
con su novio de Bluefields,
es el turno de las sesiones profundas,
las de verdad.

2 comentarios:

Cucaracha homicida dijo...

de mis favoritos :)

mimi calores dijo...

"es el turno de las sesiones profundas,
las de verdad"

ohh. me agradó bastante. llegué a este blog por casualidad ociosa. pero creo que ahora lo checaré un poco más seguido.

;)